Geyser de El Tatio y Puritama

Nuestro viaje al Altiplano comienza temprano en la madrugada, para alcanzar a tiempo uno de los campos geotérmicos más importantes del mundo: los Géiseres del Tatio. Son más de 70 fumarolas de las que afloran chorros de vapor y forman pozas de agua hirviendo y que tienen su mejor rostro al amanecer. Aquí disfrutaremos de la belleza de los Andes y con este escenario natural, ofreceremos un reponedor desayuno. Luego visitaremos el “Pozón Rústico”, donde podrán disfrutar de aguas termales cordilleranas. Tomando el camino de regreso a San Pedro de Atacama, observaremos la belleza del paisaje, sus valles, su flora y fauna nativa, como vicuñas y vizcachas, hasta detenernos en el poblado de Machuca. Este pueblo atacameño de apenas una veintena de casas de adobe, paja y madera de cactus, tiene cerca un pequeño bofedal donde conviven flamencos, patos y otras aves. Varios de sus habitantes se dedican al turismo y ofrecen artesanía andina, carne de llamo, sopaipillas y empanadas. Como atractivo histórico y arquitectónico visitaremos la bella Iglesia de San Santiago, patrono del pueblo. Luego por la tarde Un relajante baño termal en un entorno natural único, en una quebrada y entre rocas de las que mana agua a 33,5°C. ¡Qué mejor!

Ubicadas a 30 km de San Pedro de Atacama a 3.500 metros de altura en el Altiplano Andino, encontramos el Rio Puritana que trae aguas termales que fluyen a 33,5°C. Y nacen desde napas subterráneas de la Cordillera, donde toman temperatura con los materiales volcánicos. Al fondo de una fuerte quebrada entre colas de zorro (plantas de la zona), el agua emana de entre las rocas formando 8 pozones escalonados, donde podrás darte un reponedor baño que contiene propiedades medicinales. El lugar cuenta con toda la infraestructura para pasar un día de relajo y entretención en la naturaleza.

Incluye: Entradas